Es común encontrar una serie de desaciertos al momento de analizar cómo manejan algunos negocios sus redes sociales. El más común es el siguiente: pensar que todo es vender. En realidad apoyamos esa causa, pero el punto está en que se piensa que los usuarios en Facebook o Instagram ingresan a la red social para comprar, y ese mindset puede, en lugar de aportar valor a la empresa, resultar todo lo contrario al momento de aumentar las ventas.

Es conocido que para Facebook el contenido es lo que dará dinamismo a la comunidad, aunque la planificación de este contenido es lo que marcará la diferencia en lograr la conversión entre los usuarios y el alcance de las publicaciones, ya sean de una persona o una empresa. Por ello debemos tomar tres puntos de referencia al cual podemos denominarlo el Sistema de la tres “V”: Viralidad, Valor y Ventas.

Viralidad: Si aprovechas las tendencias, imágenes cómicas, gifs o videos que sean afines a tu core business lograrás que la gente comparta e interactúe con tus publicaciones y se meta en la discusión. Recuerda que la gente se conecta a las redes sociales para pasarla bien y tu marca debe aprovechar esas oportunidades.

Valor: En esta parte está tu tribu, tus seguidores más cercanos y aquí debes aprovechar la oportunidad para demostrarles que eres un experto en lo que haces por el conocimiento que brindas o el contenido que produces. Recuerda que entregar valor tiene como objetivo alcanzar el mayor nivel de posicionamiento.

Ventas: Una vez que hayas generado valor y una gran interacción con tu comunidad, vender será un simple paso generado por etapas previas en donde las personas se convierten en clientes recurrentes. Puedes aprovechar los grupos afines a tu rubro y lanzar ofertas o promociones especiales.

Recuerda que puedes agendar una consultoría gratuita de Marketing Digital para tu empresa:

Contacto – Edinson Sánchez Caro | Whatsapp: 924813381

Scroll Up